los-mayores-en-verano-enbuenasmanos-con-cuidamos-burgosVerano…

…para muchos tiempo de descanso, vacaciones, viajes… si además tenemos niños a nuestro cargo, un trabajo añadido hasta que retomen sus clases pasado el período estival; pero… ¿qué sucede con los Mayores o personas enfermas a nuestro cargo?.

Nuestra experiencia nos dice que, por una parte, el incremento de las temperaturas hace que el verano sea la época del año en la que hay que estar más pendiente del estado de salud de nuestros Mayores o de las personas que padecen enfermedades crónicas; debiendo extremar las precauciones más que nunca.

Riesgos como la exposición al sol con una incidencia directa de los rayos UVA sobre la piel que conlleva cambios en la epidermis y la dermis haciendo que la piel pierda consistencia y se vuelva más frágil, lo que nos hace más vulnerables al posible daño de agentes externos. También esta exposición larga al sol provoca deshidratación, haciendo que pierdan demasiada agua (una de cada cinco visitas al hospital por parte de personas mayores se debe a caídas por deshidratación).

Por otra parte, hemos comprobado como la tendencia de los últimos años es que cada vez más la familia tiene menos tiempo disponible para dedicar a los Mayores y especialmente en estos meses, pues a las tareas diarias y al cambio en los horarios; se suman el aumento de los períodos dedicados al ocio o entretenimiento (viajes, piscina…) en el que ellos no son incluidos; provocando en los Mayores una soledad que se ve agravada por una mayor duración de las horas de sol y vigilia. Y para que esta situación no genere en ellos sensación de soledad o abandono y pueda tener consecuencias en su salud, es imprescindible contar con ayuda externa, ya que en muchas ocasiones nuestros Mayores lo único que necesitan es la atención y compañía de una persona con la que poder estar durante unas horas.

Para lo primero, cuando llega el calor, hay que poner en práctica unos consejos que nos permitan disfrutar de la estación del sol:
* Comer menos …reducir la ingesta y consumir preferentemente frutas y verduras. Bajar el consumo de proteínas. Asímismo es mejor comer más veces en el día pero menos cantidad.
* Hidratar en abundancia… debe reponerse el líquido perdido. Más cuidado se debe tener si se toma medicamentos de tipo diurético o hipertensores y considerando que en un normal proceso de envejecimiento disminuye la sensación de sed.
Y procurar consumir sal en forma moderada; y nada en el caso de hipertensión.
* Evitar el sol en lo posible. Se debe evitar la exposición a los rayos solares en las principales horas del día.
* Evitar los cambios bruscos de temperatura …permaneciendo en lugares frescos y a la sombra. Mantener la casa fresca pero evitando el aire acondicionado en temperaturas excesivamente bajas, preferentemente usarlo entre 22 y 24 grados.
* Prestar una atención especial a síntomas como las náuseas, vómitos y desmayos…
* …y a la presión arterial, tanto alta como baja, porque ambas aumentan el riesgo de caídas y las consecuentes fracturas.

Para la soledad, sólo podemos aconsejar a todos a aprovechar las vacaciones con sus Mayores, pues son un momento ideal para disfrutar de la familia, para implicar a sus Mayores (que no contar con ellos para este trabajo) pues así estaremos reforzando esa actitud positiva que mejora la autoestima, evita el avance de las enfermedades y favorece un envejecimiento activo.

En ambos casos, siempre que lo necesites, puedes contar con la ayuda externa que proporcionamos en CUIDAM🌸S BURGOS teniendo la seguridad y tranquilidad de que nuestras cuidadoras son profesionales que trabajan todo lo que hemos comentado; porque el objetivo de toda la plantilla de Cuidamos es que nuestros clientes y sus seres queridos estén siempre … #EnBuenasManos!!!